Saber vivir

Abortar es avanzar

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en junio 12, 2008

Abortar es avanzar

 

«Los países más adelantados lo han aprobado. Colombia no se puede quedar atrás.» Con este argumento se pretende —otra vez— legalizar el aborto.

Los países más adelantados en genética han descubierto que el individuo resultante de la unión de los gametos, espermatozoide y óvulo, posee en los genes toda la información que conformará sus características peculiares: son ellos los que guían la construcción del cerebro y establecen el color de los ojos, de la piel y de los cabellos, el sexo, la talla aproximada, etc., e incluso algunos rasgos de su personalidad: veintitrés cromosomas de la madre se unen al mismo número de cromosomas del padre para conformar una nueva célula, llamada célula primitiva o cigoto a partir del que, tan pronto como el mecanismo comienza a funcionar, la vida humana se realiza conforme a su propio programa, y aparece un código genético nuevo, cuyo mensaje es distinto al del padre y al de la madre.

Los países más adelantados han desarrollado tanto la ciencia de la embriología que han descubierto que en el sexto o séptimo día de su vida, con un tamaño apenas de milímetro y medio, el ser humano es ya capaz de presidir no poco de su propio destino: es él, y sólo él, quien a través de un mensaje químico estimula el funcionamiento del cuerpo amarillo del ovario y suspende el ciclo menstrual de su madre; obliga, así, a la madre a protegerlo; produce en ella algunos cambios, y lo seguirá haciendo en lo sucesivo.

Los países más adelantados en técnicas como la ecografía transvaginal, han mostrado que a través de ella se puede observar, un mes después de la fecundación, el minúsculo corazón del embrión que late ya desde hace dos semanas y, esbozados, sus principales miembros, la cabeza y el cerebro.

Los países más adelantados demuestran que a los dos meses está casi completo: manos, pies, cabeza, órganos, cerebro; todo está en su lugar, y sólo le falta desarrollarse; se pueden registrar ondulaciones en el electroencefalograma.

Con un microscopio, los países más adelantados han observado sus huellas digitales, iguales a las que tendrá como adulto. Si a los tres meses se le toca el labio superior, vuelve la cabeza, bizquea y frunce el ceño. Para estos días aprieta los puños y los labios, y hasta sonríe.

Los países más adelantados concluyen que el comienzo del ser humano coincide con la fecundación: para ellos, es tan error situar el principio de la vida en la 8ª semana como a los 5 o 7 años, en la pubertad o al terminar el crecimiento (adulto): el hombre no es nunca una persona terminada.

Los países más adelantados afirman que el proceso de unión de los dos gametos es el comienzo de toda la serie de cambios propios de cada edad, los cuales no tienen la suficiente consistencia para permitir afirmar que antes de un estadio determinado no haya vida humana. La vida humana se inicia con el cigoto. Al conjugarse los cromosomas del padre con los de la madre se crea un ser único: comienza una nueva vida individual e inconfundible.

Los países más adelantados aseveran que la vida humana comienza en la concepción y prosigue continuamente, ya dentro o ya fuera del útero, hasta la muerte.

En la «I Conferencia Internacional sobre el Aborto», celebrada en Washington, con presencia de médicos, juristas, biólogos, sociólogos y demógrafos de los países más adelantados, se estableció que no se puede «encontrar ningún punto, entre la concepción y el nacimiento, en que se pudiera decir que esa vida no era humana. Los cambios que ocurren entre la implantación, el embrión de seis semanas, el feto de seis meses y la persona adulta, son simplemente etapas de crecimiento y maduración».

Sin embargo, algunos países —de entre los «más adelantados»— han aprobado el homicidio de pequeños e indefensos inocentes, decidiendo quiénes deben vivir y quiénes no, quitándoles abusivamente su libertad y su principal derecho: el de la vida.

¿Le haremos caso a los países más desarrollados en sus avances o en sus retrocesos?

 

 

Tomado del libro:

¿ABORTO U HOMICIDIO? LA VERDAD CIENTÍFICA AL ALCANCE DE TODOS, 1ª edición (reimpreso el mismo año; segunda reimpresión en 2003). Bogotá. Colombia, Editorial San Pablo, 1994.

 

Este libro se puede adquirir en Editorial San Pablo, Colombia:

http://www.sanpablo.com.co/LIBROS.asp?CodIdioma=ESP

  

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.