Saber vivir

Amor verdadero

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en junio 12, 2008

Cuando yo creo hallar el amor de mi vida porque encuentro en él algo que me llena o lo considero mi apoyo o mi consuelo, o porque lo noto detallista, amoroso o comprensivo, no lo estoy buscando a él, me estoy buscando a mí misma; por lo tanto, no lo estoy amando: me amo yo; es decir, estoy siendo egoísta; y el egoísmo es lo contrario del amor.

 

Cuando un hombre cree hallar el amor de su vida porque ella es linda, porque le produce satisfacción sexual, porque cocina bien, porque es hogareña, porque será una buena ama de casa, porque educará bien a sus hijos o porque llena cualquier otra aspiración egoísta, sucede lo mismo: está encaminando las fuerzas en su propio beneficio.

 

El amor verdadero es dedicar todas las aptitudes personales a hacer todo lo necesario para que el otro sea feliz en todos los planos: en lo biológico, en lo psicológico y en lo espiritual; y esto lo hace aun a pesar de las propias ilusiones, metas, etc.

 

Si se encuentra a alguien que piense así,

vale la pena casarse;

de otro modo es mejor permanecer soltera,

que no es lo mismo que «solterona».

 

(De una mujer que aprendió el amor verdadero)

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.