Saber vivir

Aborto: ¿siente dolor el feto?

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en junio 18, 2008

En el aborto, uno de los aspectos más olvidados es el referente a las sensaciones del nonato (embrión o feto no nacido). Por eso, se presentan a continuación, las siguientes publicaciones:

“Antes de finalizar el segundo mes, hay una clara respuesta del feto a los estímulos. Por ese entonces la inspección electroencefalograma revela que hay funcionamiento cerebral del niño no nacido.

“Entre la octava y la décima semana, ya se puede medir la actividad del tálamo (sitio donde está, en el cerebro, el centro del dolor). Los nociceptores (nervios sensoriales para la recepción del dolor) llegan a la piel antes de la novena semana de la gestación.

“Para el día 77 de vida en el vientre materno, el niño ya puede tragar (a una velocidad que varía según el nivel de dulce de la inyección).” The Silent Screams: Abortion & Fetal Pain” Patrick Kaler, C. SS. R. Liguori publications. 1984.

“…a la mitad del período de embarazo, mitad del quinto mes, una luz muy luminosa puesta sobre el abdomen de la madre induce al niño o niña a mover sus manos en una posición de protegerse los ojos. Música en alto volumen induce a una respuesta similar en las manos hacia las orejas.

“El movimiento rápido de los ojos (REM) —con el que los investigadores miden los estados de alerta, de dormir y los sueños— han sido registrados desde la semana 19 de gestación.” Libro: “The Secret Life of Unborn Child”. Doctor Thomas Verny.

Se ha probado la existencia de dolor fetal, dolor resultado del aborto. “Fetal Pain and Abortion: The Medical Evidence”. Vincent J. Collins, Steven R. Zielinski y Thomas J. Marzen. 1984.

The New York Times, febrero 26 de 1984: El doctor William Hogan, miembro del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, citó numerosas obras reconocidas de fetología que apoyan la existencia de dolor en el feto.

Philadelphia Daily News, marzo 6 de 1984: En 1984, durante la Convención Estadounidense sobre Derecho a la Vida, en Kansas City, Missouri, el doctor Bernard Nathanson, un ex abortista, mostró un sonograma (película de ultrasonido) de un aborto por succión. El siguiente es el relato dado por una de las delegadas, Mrs. Sandy Ressel:

“La pequeña niña tiene diez semanas de vida y es muy activa. Podemos verla en sus juegos moviéndose y volviéndose, y chupándose el dedo pulgar. Podíamos ver su pulso normal de 120 pulsaciones por minuto. Cuando el primer instrumento tocó la pared uterina, la niña se replegó inmediatamente y su pulso aumentó considerablemente. El cuerpo de la niña no había sido tocado por ningún instrumento, pero ya ella sabía que algo estaba tratando de invadir su ‘santuario’. Nosotros vimos con horror cómo -literalmente- maltrataban y descuartizaban a este pequeño ser humano. Primero la espina dorsal, luego la pierna, pieza por pieza; mientras la niña convulsionaba violentamente, vivió casi todo ese trágico proceso tratando de esquivar el instrumento cortante. Con mis propios ojos vi su cabeza echada hacia atrás y su boca quedó abierta, a lo que el doctor Nathanson llamó ‘un grito silencioso’. En una parte de estas escenas sus pulsaciones habían llegado a más de 200, porque tenía miedo. Por último, fuimos testigos de la macabra silueta del fórceps buscando la cabeza para destrozarla y removerla, ya que era muy grande para pasar por el tubo de succión.”

El aborto por dilatación y evacuación se practica hasta en embarazos de 12 semanas; el procedimiento requiere producir innumerables cantidad de heridas de cuchilla, hasta que se produzca la muerte.

Para abortos más tardíos suele utilizarse la técnica de la solución salina o hipertónica en la que “la acción corrosiva de la solución salina quema las capas superiores de la piel del feto”; esto es obvio, ya que, en los manuales sobre técnicas abortivas, se advierte a los médicos no dejar gotas de la solución salina entrar en contacto con los tejidos maternos, por lo que se produciría un “intenso y severo dolor”.

 

Tomado del libro:

¿ABORTO U HOMICIDIO? LA VERDAD CIENTÍFICA AL ALCANCE DE TODOS, 1ª edición (reimpreso el mismo año; segunda reimpresión en 2003). Bogotá. Colombia, Editorial San Pablo, 1994.

 

Este libro se puede adquirir en Editorial San Pablo, Colombia:

http://www.sanpablo.com.co/LIBROS.asp?CodIdioma=ESP

  

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.