Saber vivir

Subvaloración y desprestigio del noviazgo

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en junio 22, 2008

¿UNA DE LAS CAUSAS DE LA DISOLUCIÓN CONYUGAL?

 

–Me ennovié con Carlos.

–¿De verdad? Yo no tengo novio…

–¿No? ¡Increíble!

 

Esta conversación entre dos adolescentes de 13 años de edad, denota una realidad difícil de ocultar y de cambiar: el noviazgo, la preparación para el matrimonio, ha dejado de ser un preámbulo para convertirse en una entidad propia, sin finalidad alguna, fuera de la de producir placer de diferentes índoles:

En primer lugar, hace que los jóvenes puedan disfrutar de un “qué dirán” positivo. Se complacen al sentir que los demás los tienen en mejor estima al ver que han logrado uno de los estereotipos infantiles del “triunfo”: tener novio.

En segundo lugar, hoy muchas madres deben salir a colaborar económicamente con sus esposos, de modo que tienen poco tiempo para compartir con sus hijos; con frecuencia, esto hace que los muchachos busquen el cariño que dejan de sentir en sus hogares en una persona de distinto sexo, con el (o la) que comparten sus sentimientos. Dado que la calidad de la entrega en el aspecto emocional suele ser mayor en ellas, se observa esto más en las jóvenes.

En tercer lugar, y teniendo en cuenta que las hormonas los están haciendo pasar por una etapa diferente para ellos y para ellas, dirigen sus energías sexuales con temor, primero, y luego con pasión, a quien ha llenado las dos expectativas anteriormente descritas. Es aquí donde nacen las frases: “Eres todo para mí”, “No hay nadie como tú”, “Tú eres la razón de mi vida”, etc.

Lo más peligroso de todo es que si no hay una formación basada en valores humanos, una vez expresada esa fogosidad sexual, nada detendrá la fogosidad genital: de un intercambio de expresiones de sentimientos interiores se pasará a las caricias y a la cópula sexual.

Producto de esta cadena de pasiones son los embarazos no deseados, la facilidad de transmisión de enfermedades y el aborto; y, además, el detrimento de la autoestima, por la sensación de ser utilizados y por la indignidad del acto cometido.

Pero la cosa no termina ahí. En edades tan tempranas, haya o no esta clase de problemas, es habitual que la relación, basada en aspectos tan superficiales y no fundamentada en el amor y en la responsabilidad, tenga poca duración. Es entonces cuando se reinicia el ciclo con otro u otra joven.

Conviene, entonces, que los padres de familia conozcan y enseñen a sus hijos la esencia del noviazgo:

La tercera acepción de la palabra “novio, via” en el Diccionario de la Lengua Española es: “La [persona] que mantiene relaciones amorosas en expectativa de futuro matrimonio”.

¿Está un adolescente, por su condición y madurez, en una verdadera expectativa de matrimonio? De no ser así, esa relación lleva el apelativo de flirteo que, por el contrario, es el “Juego amoroso que no se formaliza ni supone compromiso”. En este estado, es fácil el decrecimiento del valor intrínseco de la palabra “noviazgo” en el cerebro del joven, y, lo que es peor, de la palabra “matrimonio”.

Amistad, que es lo que casi siempre se esconde verdaderamente en los mal llamados noviazgos, expresa “Afecto personal, puro y desinteresado, ordinariamente recíproco, que nace y se fortalece con el trato”.

Antes de que la muchacha o el muchacho entren en la etapa de la prepubertad es indispensable que conozcan estos significados, para que no caigan en el garrafal error del fracaso amoroso, en un estado en el cual la incapacidad para afrontar los resultados funestos que se pueden derivar es grande.

Y, además, conviene que sepan que se deben tener, no solo algunas, sino muchas amistades verdaderas para ir madurando el concepto que se tiene del otro sexo, antes de adentrarse en una relación amorosa que los llevará más fácilmente, aunque no sin tropiezos, a un matrimonio estable y feliz.

 

Tomado del libro:

SABER VIVIR. Bogotá, Colombia. Indo–american press service limitada, 1999.

 

Este libro se puede adquirir en Indo–american press service limitada:

http://www.indoamericanpress.com/colecciones/varios/libros.htm#29

  

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.