Saber vivir

‘Lo ricos que llegaríamos a ser’*

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en junio 27, 2008

Una vez un padre de familia acaudalado llevó a su hijo pequeño al campo, con el firme propósito de que viera cuán pobres eran algunos campesinos, que comprendiera el valor de las cosas que tenían y lo afortunados que eran ellos.

Estuvieron un día y una noche completos en una granja de una familia muy pobre.

De regreso a casa, el padre le pregunta a su hijo:

–¿Cómo te pareció todo?

–Muy bonito, papá.

–¿Viste qué tan pobre y necesitada puede ser la gente?

–Sí.

–Y, ¿qué aprendiste?

–Vi que nosotros tenemos un perro, y ellos tienen cuatro… Vi que nosotros tenemos una piscina de 25 metros, pero el río que ellos tienen es larguísimo… Vi que nuestro patio llega hasta el muro, pero el de ellos no tiene fin… Vi que, en vez de lámparas finas tienen la luna y las estrellas…

–…

Y prosiguió el hijo:

–Pero lo que más me gustó es que ellos tienen tiempo para conversar y vivir en familia. Tú y mamá tienen que trabajar todo el tiempo… Casi nunca los veo.

El padre dijo para sí mismo:

«Gracias, hijo, por enseñarme lo ricos que podríamos llegar a ser».

 

 Anónimo

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.