Saber vivir

La paz, ¿semilla o fruto?

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en junio 27, 2008

Poco a poco, se nos está escapando la paz… Se oye por todas partes que tenemos que imponernos ese objetivo, cueste lo que cueste; que debemos comenzar siendo pacíficos en nuestros hogares; que nadie puede exigir paz si no hace lo suyo; que es responsabilidad de todos… Y, poco a poco, la violencia se aproxima más a nuestras vidas, a nuestras familias… Cada vez está más cerca…

 

¿Cómo pretendemos que los guerrilleros deseen la paz, si todo lo han conseguido a través de la guerra? ¿Cómo van a aceptar la idea de paz que tenemos nosotros, si no la conocieron en sus hogares ni en su infancia? ¿Acaso las conciencias curtidas por el secuestro, los asesinatos y la violación de los derechos pueden entender el idioma del perdón y del olvido?

 

¿No será que la paz no es tanto una finalidad como una consecuencia? Si la paz es el fruto de una planta, las semillas serán el bienestar biológico, psicológico y espiritual de los ciudadanos; el agua y el abono serán la formación en valores y en principios morales; y la luz del sol será la tolerancia y el respeto.

 

Toda negociación política o toda componenda para llegar a un acuerdo será inútil, puesto que del árbol malo sólo pueden brotar frutos malos.

 

Crear hábitos de tolerancia en medio de nuestra diversidad, enseñar respeto por los demás y por sus derechos, ayudar a forjar virtudes y erradicar defectos, crear buenas costumbres, guiar a los jóvenes en una afectividad generosa, adiestrarlos para que manejen acertadamente sus emociones e impulsarlos a que desarrollen una relación adulta y responsable con Dios dará como resultado una paz interior que forzosamente conducirá a la paz colectiva que tanto añoramos.

 

Como las hojas de esa planta, viviremos entre múltiples ramas (tolerancia en la diversidad), compartiendo sin avidez por poseer más de lo necesario disminuirá la ambición desmedida por poseer, brotará la generosidad y llegarán las flores del trabajo, el bienestar y el progreso.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.