Saber vivir

Los demás*

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en junio 27, 2008

Somos jueces mezquinos

del valor de los demás;

pero no permitimos

que nos juzguen los demás.

 

Nuestro tiempo es valioso

pero no el de los demás;

nuestro espacio, precioso,

mas no el de los demás.

 

Nunca estamos conformes

del quehacer de los demás:

los errores son tiestos

qué tirar a los demás;

los aciertos son nuestros,

y jamás de los demás.

 

Las verdades ofenden

si las dicen los demás;

las mentiras se venden

cuando compran los demás.

 

Condenamos la envidia

cuando envidian los demás;

pero lo nuestro es análisis

que no entienden los demás.

 

Nos pensamos pilotos

del andar de los demás;

donde estemos nosotros,

que se aguanten los demás.

 

Cada paso es un intento

de pisar a los demás.

Cada vez más es violento

el portazo a los demás

Y vivimos a solas,

sin pensar en los demás,

como lobos hambrientos,

acechando a los demás,

convencidos de que son

nuestro alimento los demás.

 

Seres pluscuamperfectos

con respecto a los demás;

olvidamos que somos

los demás de los demás:

que tenemos el lomo

como todos los demás,

que llevamos a cuestas

–unos menos, otros más–

vanidad y nostalgia

como todos los demás.

 

Apagamos la Luz

que por amor a los demás

encendió en una cruz

el que murió por los demás.

 

Nos hacemos los sordos

cuando llaman los demás,

“porque es tontería

escuchar a los demás”.

 

Porque son ataduras

comprender a los demás,

caminamos siempre a oscuras

sin pensar en los demás.

 

Y tildamos de manía

el amor por los demás.

 Anónimo

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.