Saber vivir

Algunas virtudes

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en julio 11, 2008

Se definen, a continuación, algunas de las virtudes a las que debe acceder todo ser humano, si quiere realizarse como tal.

 

à     Abnegación: sacrificio que se hace de la voluntad, de los afectos o de los intereses, generalmente por amor.

à     Afabilidad: ser agradable, dulce, suave en la conversación y el trato.

à     Alegría.

à     Apacibilidad: ser manso, dulce y agradable en la condición y el trato; de buen temple, tranquilo, agradable.

à     Aprovechamiento del tiempo.

à     Benevolencia: simpatía y buena voluntad hacia las personas.

à     Bondad: natural inclinación a hacer el bien, apacibilidad de genio.

à     Compasión: sentimiento de conmiseración y lástima que se tiene hacia quienes sufren penalidades o desgracias.

à     Comprensión: facultad, capacidad o perspicacia para entender a las personas.

à     Constancia: firmeza y perseverancia del ánimo en las resoluciones y en los propósitos.

à     Cortesía: atención, agrado, urbanidad, comedimiento.

à     Decoro: circunspección, gravedad; pureza, honestidad, recato; honra, pundonor, estimación.

à     Delicadeza: finura, atención y exquisito miramiento con las personas o las cosas, en las obras o en las palabras; ternura, suavidad.

à     Devoción: amor, veneración y fervor religiosos; prontitud con que se está dispuesto a hacer la santa voluntad de Dios.

à     Discreción: sensatez para formar juicio y tacto para hablar u obrar; don de expresarse con agudeza, ingenio y oportunidad; reserva, prudencia, circunspección.

à     Ecuanimidad: igualdad y constancia de ánimo; imparcialidad de juicio.

à     Elegancia.

à     Equidad: bondadosa templanza habitual; propensión a dejarse guiar, o a decidir algo, por el sentimiento del deber o de la conciencia, más bien que por las prescripciones rigurosas de la justicia o por el texto terminante de la ley.

à     Espíritu de servicio.

à     Fidelidad: lealtad, observancia de la fe que uno debe a otro.

à     Generosidad: inclinación o propensión del ánimo a anteponer el decoro a la utilidad y al interés; largueza, liberalidad; valor y esfuerzo en las empresas arduas.

à     Honestidad: decencia o decoro; el que es recatado, pudoroso; razonable, justo; probo, recto, honrado.

à     Honorabilidad: el que es digno de ser honrado o acatado.

à     Laboriosidad: aplicación al trabajo.

à     Lealtad.

à     Magnanimidad: grandeza y elevación de ánimo.

à     Obediencia a las leyes de Dios y de las autoridades competentes.

à     Optimismo: propensión a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable.

à     Paciencia: capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse; capacidad para hacer cosas pesadas o minuciosas; facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho.

à     Perseverancia: mantenerse constante en la prosecución de lo comenzado, en una actitud o en una opinión; constancia en la virtud y en mantener la gracia hasta la muerte.

à     Perspicacia: penetración de ingenio o entendimiento.

à     Prudencia: capacidad para discernir y distinguir lo que es bueno o malo, para seguirlo o huir de ello; templanza, cautela, moderación; sensatez, buen juicio.

à     Puntualidad: cuidado y diligencia en hacer las cosas a su debido tiempo.

à     Reciedumbre: fuerza, fortaleza o vigor.

à     Rectitud de intención.

à     Rectitud: recta razón o conocimiento práctico de lo que debemos hacer o decir.

à     Religión: virtud que nos mueve a dar a Dios el culto debido.

à     Respeto: veneración, acatamiento que se hace a uno; miramiento, consideración, deferencia.

à     Sagacidad: virtud del que es avisado, astuto y prudente, que prevé y previene las cosas.

à     Sencillez: que no tiene artificio ni composición; que carece de ostentación y adornos.

à     Sensatez: prudencia, cordura, buen juicio.

à     Simpatía: modo de ser y carácter de una persona que la hacen atractiva o agradable a las demás.

à     Sinceridad: veracidad, modo de expresarse libre de fingimiento.

à     Sobriedad: templanza, moderación.

à     Suavidad: el que es tranquilo, quieto, manso; moderado; dócil, manejable o apacible.

à     Tenacidad: el que es firme, porfiado y pertinaz en un propósito.

à     Ternura: virtud del que es afectuoso, cariñoso y amable.

à     Tolerancia: respeto o consideración hacia las opiniones o prácticas de los demás, aunque sean diferentes a las nuestras.

à     Tranquilidad.

à     Valentía.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.