Saber vivir

Archive for 5 noviembre 2009

El mundo de la imagen

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en noviembre 5, 2009

La esbeltez se ha erigido en una de las principales metas del hombre y la mujer modernos: ellas lo conciben como delgadez, y ellos como músculos bien desarrollados. Y para lograrla se invierten miles de horas de gimnasio, privaciones de alimentos y gastos altísimos…

Los únicos médicos que no han sido afectados por las leyes modernas —es decir, los que todavía tienen trabajo— son los cirujanos plásticos: silicona introducida en el organismo por doquier, liposucción y lipoesculturas, bisturís que cortan y retiran todo lo que el concepto moderno de estética rechaza y colocan todo lo que sí cabe en esa noción.

Y los odontólogos que todavía sobreviven son los que hacen odontología cosmética: los famosísimos diseños de sonrisas y —muchas veces en contra del color que dio la naturaleza— los blanqueamientos dentales.

Los centros de estética y de adelgazamiento alcanzan casi a superar en clientes y en ingresos a los centros de yoga y terapias psicológicas para eliminar el estrés, el mal del mundo moderno.

Curiosamente, ese ya casi enfermizo afán de cuidar la imagen y los altos índices del actual estrés tienen relación: cuando no hay autoestima se busca alguna manera de encontrarla y, como no se encuentra, se produce estrés.

Las carencias afectivas están deteriorando cada vez más a la población. Pretendiendo llenar el vacío afectivo que lo hiere profundamente, el individuo busca ser reconocido por alguien, sentirse importante para alguno y, tratando de llenar su corazón, vacío de afectos, se inventa una falacia: «Voy a tener quién me estime produciendo admiración: me verán tan linda (o tan musculoso), que por fin me amarán». Y cuando a esta pobre mujer (o a este pobre hombre) le pongan atención, se engañará a sí misma(o) diciéndose que esa admiración ya es amor.

Por eso, tanto ellas como ellos terminarán —después de muchos esfuerzos— consultando un psicólogo o asistiendo a terapias alternativas… Pero el vacío seguirá allí.

Los problemas se solucionan atacando sus causas: en la célula de la sociedad, el hogar, debe reinar el amor.

Usted, ¿está dando amor a sus hijos, o prefiere verlos sufrir después y esforzarse desmesuradamente por hallar algo de autoestima, sin encontrarla?

 

  

 

 

 

Anuncios

Posted in Saber vivir | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados en El mundo de la imagen