Saber vivir

La perversión de la verdad

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en mayo 24, 2010

Gran parte de nuestras sociedades posmodernas ya acepta o justifica la destrucción de embriones en cuanto que no los considera seres humanos, comercia con óvulos y espermatozoides como si fueran galletas y querría hacer de la eutanasia una elección noble.

También teoriza sobre masculinidad y femineidad como simples etiquetas culturales, está de acuerdo con el “matrimonio” y la adopción de menores por parte de parejas homosexuales…

Por otra parte, difunde la pornografía como forma de diversión y, al considerar normal la infidelidad, alienta el intercambio de parejas casadas…

Pero —qué curioso— se escandaliza cuando alguien roba o miente.

Da la impresión de que estos dos actos —robar o mentir— son más graves que lo descrito en los párrafos anteriores: matar, trastrocar la naturaleza humana y pervertir al ser humano, el matrimonio y la familia, que es la célula de la sociedad.

Ya no existe sentido de moralidad: no se sabe evaluar la bondad o maldad de los actos.

¿Hacia dónde va, entonces, la sociedad humana?

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.