Saber vivir

¿Un día de salario para la guerra?

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en marzo 4, 2012

 

Este gobierno hizo todo para conseguir la paz a través del diálogo; pero no pudo. Prometió poner todo el empeño —y lo hizo— pero la paz no llegó.

Ahora el país está más destruido física, emocional y moralmente…

La situación económica, que ya estaba grave, es ahora peor: las empresas siguen despidiendo trabajadores, los inversionistas siguen esperando o se van, el desempleo llega a niveles nunca alcanzados, se cierran negocios, los profesionales de la salud siguen siendo explotados, la construcción está frenada… A todo esto lo llaman peyorativamente recesión.

Mientras tanto, innumerables torres de energía fueron voladas por las FARC, y se anuncia la solución: el pueblo, ahogado por la situación económica, desprotegido del terrorismo por el Estado, inocente de todos los atentados contra la infraestructura eléctrica, es el que debe pagar y, para ello, se le aumentará el costo de la energía en un 25 %.

Por último, ante el fracaso del gobierno para lograr la paz, el ministro de Hacienda pide (¿y obligará?) al los ciudadanos —inocentes de todo el mal que recae sobre ellos— el producto de un día de su trabajo para la guerra.

¡Para la guerra, no para la paz! Y lo dice tan tranquilo. Nos están metiendo a todos en la guerra a las malas: quienes no habían sufrido en carne propia o de cerca los estragos de esta absurda guerra pagarán para que haya más colombianos muertos.

No fue suficiente que el Estado no educara para la paz a los que hoy destruyen la patria y sus gentes, sino que ahora, sufriendo los resultados de esa mala educación, hoy están escuchando nuestros hijos que todos pagaremos para la guerra. Con esta «formación», ¿qué será de ellos y de sus hijos?

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.