Saber vivir

Archive for the ‘Lenguaje’ Category

No ponga colocar: coloque poner…*

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en agosto 3, 2013

 

Últimamente, y de manera reiterada, notamos en los diferentes medios de comunicación un infundado temor a utilizar el correctísimo verbo poner y en su lugar apelar al verbo colocar, creando frases verdaderamente cómicas.

 

Y sus defensores, tal vez por ignorancia, utilizan argumentos traídos de los cabellos como “las únicas que ponen son las gallinas”. La siguiente es una antología donde el verbo colocar ha desplazado artera e incorrectamente al verbo poner. Casi todas proceden de medios de comunicación:

 

“Me coloca al borde de la quiebra”

“A la bebé la colocaron Valentina”

“Eso me colocó a pensar”

“Ella se colocó brava”

“La debo colocar en práctica”

“Esta tarjeta es para que no le coloquen problemas al entrar”

“Me colocó en ridículo”

“Voy a colocar la queja”

“Esas cosas me colocan nervioso”

“No pude asistir, porque mi mamá se colocó enferma”

 

La lista podría hacerse interminable (“me coloqué rojo”, “colocamos mucha atención”, etc.), porque los hispanohablantes ingenuos han creído que es mucho más elegante el empleo de colocar que el de poner.

 

Parte del encanto de una lengua son sus matices. Colocar es un matiz de poner, así como guisar es una precisión de cocinar. Por eso no son sinónimos, y a menudo es una barbaridad sustituir poner por colocar.

 

En su acepción más amplia, según don Rufino J Cuervo, colocar es “poner en el lugar debido”. La Real Academia dice algo semejante. Así, pues, colocar no es simplemente poner, sino poner donde corresponde. De manera que nadie se coloca colorado, ni enfermo. En cambio, aquella lamparita hay que colocarla en la mesa roja, porque en la verde se ve mal.

 

Otras dos acepciones específicas de colocar: 1) Invertir dinero, acciones o valores (“Coloqué plata al tres por ciento”). 2) Acomodar a una persona en un empleo (“Mi hermano se colocó en el Senado”). Como norma general, evite el uso de colocar y juéguesela con poner: hay menos posibilidades de meter las patas y ponerse colorado. Además, conviene hacerlo ya mismo, antes de que el virus contamine a toda la familia: “Hay que poscolocar la cita”, “No es bueno antecolocar los intereses personales a los de la patria”.

 

Y aquí pongo término a esta columna y coloco el punto final.

 

Anónimo

Anuncios

Posted in Lenguaje | Etiquetado: , | Comentarios desactivados en No ponga colocar: coloque poner…*

Dios ‘le’ bendiga

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en mayo 5, 2013

¿Cómo debe decirse? ¿«LO llamo después», «LA llamo después» o «LE llamo después»?

Muchos católicos optan por la tercera opción: «LES esperamos», «No LE pude llamar ayer», «¿Quién LE solicita?»… En vez de decir o escribir: «LOS esperamos», «No LO pude llamar ayer», «¿Quién LA solicita?»…

A veces hacen lo contrario: «Ella lo contó tal como sucedió, pero ellos no LA creyeron»(!?)…

Un ejemplo de esto se puede observar en el primer capítulo del Evangelio de san Lucas (versos 73-75), cuando Zacarías entona el cántico: «Para concedernos que, libres de temor, arrancados de la mano de los enemigos, LE sirvamos con santidad y justicia, en su presencia, todos nuestros días».

Según el párrafo, ¿a quién servimos libres de temor? A Dios, por supuesto; por eso sería mejor decir «LO sirvamos». De otro modo cabría la pregunta: «¿Qué LE servimos?» (¿Un vaso de vino? ¿Un plato de comida?…) Servir a Dios es servirLO; servirLE a Dios significa darLE algo servido.

Imaginémonos a un novio nariñense —quienes nunca se tutean— diciéndole a su amada: «Yo LE amo mucho» o, al revés: ella diciéndole a su futuro esposo: «Yo también LE quiero mucho»… Suena raro y artificioso.

Es usual que entre cristianos se despidan diciendo: «Que Dios LE bendiga». El aludido se puede preguntar: «¿Que Dios me bendiga qué: mis cosas, mi familia, mi trabajo…?».

Para evitar eso, es fácil decidir qué se debe decir o escribir: si hay una respuesta a un «Qué», debe decirse o escribirse: LE; si no hay opción de hacer una pregunta con la palabra «Qué», debe decirse o escribirse: LO o LA. Ejemplo: Si la frase fuera: «Que Dios LE bendiga su hogar», y el interlocutor no oyó el final de la frase, haría la pregunta: «¿Que me bendiga qué?» y la respuesta correspondiente sería: «Su hogar». Pero si la frase es: «Que Dios LO bendiga», no hay lugar a la pregunta, porque ya se sabe que se está deseando que Dios bendiga al interlocutor.

Llena está la Biblia de estas confusiones, como lo están los misales, leccionarios, libros de oraciones y millares de libros que tratan temas religiosos y, por consiguiente, también las palabras de numerosos sacerdotes y laicos que se han formado leyéndolos (no leyéndoLES).

Posted in Lenguaje | Etiquetado: , , , , , | Comentarios desactivados en Dios ‘le’ bendiga

¿Medicina prepagada o EPS?

Posted by Mauricio Rubiano Carreño en abril 2, 2013

EPS: Entidad Promotora de Salud

Es la empresa que promueve los servicios de salud, como: Colsánitas, Compensar, Salud Colmena, Café–Salud, Instituto de Seguros Sociales, Coomeva, etc.

Por ser empresas, ningún usuario debería decir: «Yo tengo una EPS», a no ser que sea el dueño de esa empresa. Podría decir: «Soy beneficiario de una EPS», o mejor: «Estoy afiliado a una EPS».

POS: Plan Obligatorio de Salud

Es uno de los servicios que prestan las EPS, que todos los ciudadanos deben tener. Incluye todos los servicios de salud, sin excepción alguna (esas excepciones son llamadas frecuentemente «preexistencias»). Su costo es menor que el de los planes complementarios.

Los usuarios suelen confundir el POS —el plan al que están afiliados— con las EPS. En vez de decir: «Yo tengo una EPS», deberían decir: «Yo tengo un POS en tal EPS».

PAC: Plan de Atención Complementaria

Es otro de los servicios que prestan las EPS, adicional al POS, no obligatorio y de diferentes niveles de servicio. Estos planes sí tienen excepciones. Su costo es mayor que el POS.

Los usuarios suelen denominarlo: «Medicina prepagada» o, simplemente, «Prepagada», conceptos que se aplican tanto al POS como al PAC, pues ambos son servicios prepagados (pagados con anticipación).

IPS: Institución Prestadora de Servicio

Es la clínica, hospital, puesto de salud, centro de salud u otra institución a la que acude el usuario en busca del servicio de salud y donde es atendido. Sigue la política y órdenes de la EPS a la que pertenece.

Posted in Lenguaje | Etiquetado: , , , , , , | Comentarios desactivados en ¿Medicina prepagada o EPS?